Historia

Quien conoce Cozumel se enamora de los pictóricos paisajes, de su gente y sus tradiciones.

El Carnaval de Cozumel, es sinónimo de unión familiar, diversión, música y color, no se cuenta con información con respecto a que los mayas se hayan involucrado en prácticas vinculadas con esta festividad. Sin embargo, es hasta le época del cristianismo donde surgen los primeros indicios de esta fiesta que forma parte de ¡La herencia de nuestra gente!

¿De dónde proviene el CARNAVAL?

Tiene sus raíces en Europa lugar en donde la celebración se hacía en honor a “Baco” (dios del vino) o en Grecia “Dionisio” (dios de la fertilidad y el vino). Existe una dependencia con el cristianismo, ya que el Carnaval se deriva del italiano carnavale, de carne y lavare, quitar, referente a los días previos de la Cuaresma y la abstinencia de la carne.

Viajemos en el tiempo… las primeras huellas.

En carnaval llega a México con el catolicismo y en Cozumel se arraiga con los repobladores en 1848, debido a que ya existía en Yucatán, a través del tradicional Huacax-Ché (
Torito de madera

Este es un baile de Folklore peninsular, eminentemente mestizo por combinar ritmos mayas e hispanos, es de carácter festivo y burlón, en síntesis, es una caricatura de las corridas de toros traída de España por los conquistadores.

) y el Baile de las Cintas. A pesar que no se tiene la fecha exacta de la primera fiesta carnestolenda, el registro más antiguo es un opúsculo (texto de poca extensión) escrito por C.L. Goodrich titulado “Cozumel Island, the New Tropical Paradise”, publicado en idioma inglés en San Luis Misurin en el que el autor describe su sentir y vivencias al involucrarse en las costumbres y tradiciones de la comunidad cozumeleña.

“Todas las gentes son amantes de la música, del baile, de jugar un poco, divertirse en los días festivos, que no son pocos, de las inocentes jaranas, de las pastorelas y de los pomposos paseos de carnaval” (C.L. Goodrich, 1874, pág. 30).

Además de otras evidencias, existe un oficio de don **José Azueta dirigido al Ayuntamiento de Cozumel, del año 1903, en el que solicitó permiso para unos bailes de Carnaval, para ‘señoritas’ y ‘mestizas’.

Crece la pasión de un pueblo…

En 1904 don Manuel Vivas Martín tenía un amigo que se llamó Juan Pérez, un reconocido panadero proveniente de Campeche, quien en ocasiones con nostalgia recordaba los ensayos de la ‘Guaranducha’, que años atrás hacía con sus conocidos, familiares y amigos en aquel vecino Estado.

Como buenos camaradas, don Manuel Vivas animó a Juan Pérez a formar un grupo de varones que desde ese entonces enriquecieron la tradición con la representación músico teatral, de los personajes de Candemo, Burutaco, La Monina, El mayoral, el juez, el cazador y María del Rosarios, que, en un jocoso ambiente año con año divirtieron a la comunidad con “La Guaranducha”.

Para 1926, en los “Bailes de Carnaval”, que eran organizados por don Félix González Bonastre, donde se presentaba un programa variado en el que las risas y la algarabía surgía con el “Baile de las Cintas” de don Rudesindo Novelo, la “Estudiantina” de don Félix González Bonastre, que luego le dio continuidad Don Luis Celaraín Montero y la “Guaranducha” de Manuel Vivas Martín.

Baile de las cintas

Este baile se acompañaba con música tradicional del Estado de Yucatán llamada “angaripola” que alternaban los dos tipos de jarana conocidos: el ritmo 3 X 4 y el ritmo 6 X 8, para esta música se usaba el clarinete y el tambor en alguna época se usó también el violín.

La Estudiantina

Son grupos de jóvenes disfrazados que durante los días del Carnaval presentaban en calles o casas bailables previamente ensayados intercalando canciones en que, con alguna tonada de moda, con anterioridad los integrantes del grupo comentaban, criticaban sucesos o personas que por alguna circunstancia se habían hecho notar durante el año inmediato anterior.

La Guaranducha

Es una representación músico-teatral de carácter satírico, jocoso, chusco; en donde los personajes representan una comedia donde se parodia a las costumbres del blanco con el negro, o sea, el trato del amo con el esclavo. En la guaranducha cozumeleña, se relata el hecho de un grupo de “negritos” salen a bailar y a alegrar en los días del Carnaval, “Candemo”, vendedor de empanadas y esposo de la “Monina”, sale primero en busca de “Burutaco” su hijo, para luego quejarse ante el señor “Juez”.

Todo era improvisado, no había una organización, con la aportación de cada persona se engrandecía la fiesta, pero a partir de 1975, con el primer Presidente Municipal de Cozumel, Germán García Padilla, se le dio una estructura por medio de un comité encargado del festejo.

Durante los 10 años posteriores se volvió una gran festividad en el que niñas, niños, jóvenes y adultos han participado de una u otra manera, lo que ha hecho que los turistas nacionales y extranjeros que arriban al destino encuentren en la Isla de las Golondrinas un lugar de sueños y fantasía que año con año los ha invitado a retornar.

En la Actualidad el Carnaval de Cozumel tiene un sentido más organizado, cuyo máximo esplendor llega unos días antes del Miércoles de Ceniza, da inicio una semana antes con la coronación de los reyes y emperadores del Carnaval, para que al día siguiente inicien los paseos, bailes, concursos infantiles de disfraces y comparsas, para cerrar el miércoles, día en que es quemado Juan Carnaval.

Las bellas mujeres de Cozumel.

Desde sus inicios el Carnaval de Cozumel, ha sido representado por una Reina, la belleza, gracia y elegancia de las mujeres quienes han sido factor primordial de esta gran celebración.

La manera de elegirlas ha sido de diversas formas, tratando en todos los casos que el pueblo sea quien seleccione a la representante, ya sea comprando votos o como en la actualidad, en que la población asiste al baile de votaciones para elegir a su reina y rey.

Crece la fiesta

Como bien lo describió Goodrich en 1874, los cozumeleños se distinguen por ser amantes de la música, el baile, la diversión, pero también se han caracterizado por su buen corazón para brindar una mano amiga a quien más lo necesita y con esta combinación nació “Ladies Show” un baile exclusivo para damas en Carnaval, en el que lo recaudado se dona a una institución o programa de ayuda.

Ladies Show

En 1986 en el marco de la máxima fiesta de nuestra querida Isla, da inicio esta aventura, cuando la Sra. Genny Aguilar de Gracia tuvo la iniciativa de organizar un evento con la finalidad de reunir amistades (todas ellas mujeres) para disfrutar de las fiestas carnestolendas. Entre las pioneras de esta celebración destacan la Sra. Armonia Valasis, la Sra. Noemí Ruíz de Becerra, la Sra. Delfina Ruiz, la Sra. Lourdes González (qepd), entre otras distinguidas damas.

El “Ladies Show” ya es un legado en la Historia de Cozumel, y ésto ha sido posible gracias a las hermosas y distinguidas mujeres que con su glamour además de entusiasmo, fusionaron el color, la música y la tradición para sumarse a una gran celebración.

Hoy por hoy es la fiesta de disfraces exclusiva de mujeres más esperada, donde la creatividad se ve reflejada en los trajes, el baile, y el entusiasmo de las féminas que participan en los concursos y actividades que se prepara año con año, sin olvidar el espíritu de apoyar mediante un donativo a instituciones educativas o sociales y así contribuir también de manera filantrópica en el desarrollo social y cultural de la isla.

Sin duda, esta tradición crece y llega a más países, motivo por el cual los habitantes de la isla, turistas nacionales y extranjeros se unen en una sola voz para disfrutar de esta festividad inclusiva, en la cual desde 1990 se añadió la categoría de “Emperadores”, para reconocer a los adultos mayores que son pilar importante en la trayectoria carnavalera y en el 2014 se instituyó la inclusión de “Reyes Especiales” y representantes de la “Diversidad Sexual”.

Agradecimientos

  • Fundación de Parques y Museos de Cozumel (FPMC).
  • Museo de la Isla de Cozumel
  • Cronista Vitalicio de Cozumel, Velio Vivas Valdez.